Por Gissela Pereyra para Calico Skies Radio

No cabe duda de que ésta fue una semana igual de agitada para Paul McCartney como para sus fanáticos alrededor del mundo, quienes expectantes y gracias a la ayuda de las redes sociales, tuvimos la posibilidad de seguir sus pasos, en lo que fue una suerte gira mágica en la tierra que lo vio nacer.

El lunes nos despertamos con la noticia de que había vuelto a atravesar de manera pública el paso de cebra de la mítica calle Abbey Road en Londres, en la que también se encuentran los estudios de grabación donde Los Beatles inmortalizaron casi la totalidad de su discografía, y de los cuales el músico volvió a hacer uso, para despliegue de lo que fue su segundo “show secreto” en lo que va del año.

El evento, del que participaron fans ganadores de un concurso, y algunas celebridades como los actores Johnny Deep, Orlando Bloom y Liv Tyler, se extendió durante más de dos horas, y aunque la lista de temas dada a conocer no ofreció muchas sorpresas, se supo que fueron tocadas cuatro piezas de la próxima producción discográfica, “Egypt Station”, tales como “Come On To Me”, “Confidante”, “Who Cares” y “Fuh You”.

Con los medios de comunicación aun haciéndose eco de los hechos, y volviendo viral la icónica imagen del día anterior, Macca viajó el miércoles a su ciudad natal para la entrega de una “Conversación Casual” en LIPA, anunciada la semana previa. En presencia de alumnos de la casa de estudios e invitados especiales -entre los que se encontraban integrantes de las familias McCartney-Mohin- MPL auspició una charla informal, con Jarvis Cocker como entrevistador, donde se repasaron anécdotas musicales y de la vida del artista.

Ese mismo día, acompañado de su banda, Paul brindó un pequeño concierto para los presentes con un setlist de 12 canciones. El punto interesante se focalizó en la inclusión de “From Me To You” el clásico de los Beatles que jamás había interpretado en solitario, al igual que “On My Way To Work” material del disco “NEW”, cuya única interpretación se produjo en julio de 2014 durante un concierto en Albany, Estados Unidos.

Lo más excitante de la jornada, fue el anuncio de lo que sucedería al día siguiente: Un nuevo show secreto en la ciudad.

Y quizás el punto álgido del mágico recorrido haya sido ese, el día jueves, con el regreso después de casi veinte años a la nueva versión del que alguna vez fue el original “Cavern Club” liverpoolense.

Tras este nuevo concierto que tuvo en vilo a la ciudad entera, antes, durante y después del encuentro; Macca aseguró vivir un momento “fabuloso” y lleno de recuerdos de cuando iniciaba su carrera junto a John, Ringo y George. Allí, como en los viejos tiempos, buscó un momento íntimo pidiéndole a los fans que apagaran sus celulares para disfrutar de la velada y quizás también por el aspecto de confidencialidad de la misma, dado que al igual que el del día lunes, fue filmada por la MPL, para, al parecer, un futuro producto audiovisual.

Si bien en esta oportunidad la lista de temas no presentó demasiadas modificaciones en cuanto a lo que se venía dando, los afortunados en el lugar coincidieron en el buen sonido que presentaron las ya mencionadas nuevas canciones, y lo distendido que se pudo ver al músico sobre el escenario, quien además fue fotografiado por su sobrino Sonny, el hijo fotógrafo de Mike McCartney, para la prensa mundial.

Finalmente, el viernes fue el turno de despedirse de la ciudad, luego de la Ceremonia de Graduación del Liverpool Institute for Performing Arts (LIPA) co-fundado por Paul en 1995, y de la cual se hace presente año a año, para otorgarle el diploma representativo a cada egresado de esta entidad de estudios.

En el evento, además se le hizo mención de “Acompañante de Honor” institucional al músico americano Nile Rodgers, quien recibió el reconocimiento de manos de Macca, aclamado por la totalidad del salón del Royal Philarmonic Hall.

Una semana llena de actividades, y sin duda una serie de días inolvidables para los fans británicos que tuvieron la chance de vivir en primera persona estos acontecimientos.

Como cada vez que visita Liverpool, Paul se mostró alegre y en familiaridad con esas calles que conoce de memoria, y que vieron nacer el mito del que cinco décadas atrás fue parte. Manejó su propio auto, y se reencontró con amigos y familiares, en cada uno de los puntos que mencionamos antes.

Hay quienes dicen que aún quedan algunos “shows secretos” por brindar el mes que viene. Incluso circula el dato no-oficial de que desde un primer momento, se habrían planificado un total de nueve de estos encuentros especiales.

Cada vez falta menos, pero también se vuelve más difícil la espera hasta el 7 de septiembre, viernes en el que finalmente se estrene “Egypt Station” la producción musical de la que ya conocemos el Doble Single A, “Come On To Me/I Don’t Know” y del que faltan revelar otras doce piezas.

¿Nos deleitará con una sorpresa más antes de la fecha pactada? ¿Se modificará la lista de temas de cara a la próxima gira mundial? ¿La filmación de estos conciertos, suponen un posible material deluxe? son incógnitas que todavía nos quedan por resolver, y aunque cueste, aguardamos ansiosos sus resoluciones.

Lo concreto es que Macca nos sigue volviendo locos, y continúa apropiándose de los temas más hablados del mundo, como una costumbre de siempre. Volvió el que nunca se fue, y nos invita a recorrer la estación egipcia a su lado. ¡Abran paso a Sir Paul McCartney!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here