Paul McCartney aparecerá en la próxima portada de GQ Magazine, correspondiente a la edición de octubre, como parte de una entrevista extensa que recorrió su vida e hizo las veces de modelo. Por supuesto, no faltó la promoción para su nuevo álbum, “Egypt Station”, como tampoco las anécdotas referidas a la época beatle, con Wings y otras cuestiones.

Lo más curioso de la producción se basó en las fotografías. McCartney, de 76 años, ofició de modelo y lo hizo realmente muy bien. Paul lució distintas prendas, con sus respectivos costos detallados en el epígrafe, y dio cuenta del gran momento personal que atraviesa.

De la nota, rescatamos dos respuestas:
La historia de “Fuh You”
“Esta canción estaba llegando a su fin y nos estábamos poniendo un poco histéricos en el estudio. Eso sucede cuando estás encerrado durante largas horas. De repente dije: ‘solo quiero cogerte’. Y nos reímos. Y dije, ‘No, te diré lo que podemos hacer es, puedo hacer confuso lo que estoy cantando’. Así que las letras reales son: “Hazme querer salir y robar”. “Solo quiero cogerte o … Solo quiero que sea (Fuh) para ti”. Es una broma colegial, lo cual hicimos mucho en Los Beatles. Y trae alegría a tu pequeña vida chabacana. Si la escuchas, en realidad no digo ‘coger’, porque no quiero particularmente decir ‘solo quiero cogerte’. Tengo, como, ocho nietos. Por supuesto que probablemente les gustaría más. Fue algo para entretenernos. Cuando inventas estas cosas, no es como escribir una obra de Shakespeare. Es decir, es una canción popular. no sientas que debes adherirte a ninguna regla. Y luego dices ‘Why Don’t We Do It In The Road?’ ‘tit-tit-tit-tit-tit-tit, (los coros de ‘Girl’ que significan teta en inglés), ‘She’s a big teaser’ (Day Tripper). Es un poco patético, pero en realidad es una gran cosa en su patetismo porque es algo que te hace reír. Entonces, ¿qué hay de malo en eso?”

La reacción ante la declaración de Quincy Jones quien dijo que Paul es un mal bajista:
“Amo a este hombre. Está totalmente desquiciado. Pero lo mejor fue que me llamó después de esto. Solo había oído hablar de eso y pensé, no estoy seguro de que sea verdad. La broma es: amo a Quincy, incluso después de esto. Es un loco hijo de puta. Pero lo respeto, ha hecho muchas cosas buenas, así que me llamó y estaba solo en casa. Terminé el trabajo, así que tomé un trago, luego cociné, con un poco de vino, estaba de buen humor, y no me importaba una mierda. Así que recibí una llamada telefónica: ‘¿Es este el Sr. McCartney?, ‘Sí’, ‘Quincy quiere hablar contigo’, porque él siempre trabajó con chicos de seguridad. Dije, ‘¡Oye, Quince!’ ‘Paul, ¿cómo estás, hombre?’ “Estoy muy bien, ¿cómo estás, hijo de puta?” Solo estaba bromeando con él. “Paul, realmente no dije eso, no sé lo que pasó, hombre. Nunca dije eso. ¡Tú sabes que te amo!” Le dije: “Si hubieras dicho eso, ¿sabes que hubiera dicho? ¡Andá a cagar, Quincy Jones!” Y él se echó a reír. Yo dije: “¿Sabes que diría eso? ¡Que te vayas al carajo, Quincy Jones, maldito loco hijo de puta!” Así que, en realidad, nos reímos. Y él dijo, ‘Oh, Paul, sabes que te quiero mucho’. ‘Sí, sé que lo haces, Quince’. Pero él es un tipo viejo, no sé qué pasó, pero no creo que sea el peor bajista que haya escuchado, o tal vez nunca escuchó mal bajistas. Él hablaba de jazz, es un arreglador y esas cosas. Es como Buddy Rich que dijo que Ringo no puede tocar la batería. Debido a la sensibilidad de Buddy Rich, Ringo no puede tocar, pero viniendo de nuestra sensibilidad, Buddy Rich es una mierda, pero que Dios lo bendiga”.

Podés ingresar a https://www.gq.com/story/the-untold-stories-of-paul-mccartney para leer la nota completa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here