Colabora: Giss Pereyra

La hazaña deportiva de Liverpool ante Barcelona en la final de la Liga de Campeones de Europa reavivó el debate. Las redes sociales se inundaron con mensajes alusivos a la goleada del equipo del alemán Jürgen Klopp con una relación, casi lógica, a Los Beatles. La ciudad donde nacieron los Fabulosos Cuatro vivió una jornada inolvidable con uno de sus equipos que irá por la sexta Champions League.

No faltaron quienes aludieron al poco, escaso o nulo interés de Los Beatles no solo hacia Liverpool, al fútbol también. Algo de eso hay, pero es importante remarcar que Paul McCartney es el beatle que más reacciones tuvo y tiene sobre el deporte que se inventó en su país para determinar si su corazón pertenece a Liverpool o Everton, o simplemente está dividido.

Por ejemplo, el 29 de junio de 2018 dejó en claro su inclinación hacia el fútbol con referencias evidentes hacia Liverpool:
«Me gusta el fútbol inglés. Me gustan todos los grandes eventos de verdad! Hace unas semanas, el equipo del Liverpool jugó contra el Real Madrid en Kiev, así que realmente me gustó eso. Ese fue un gran partido para mí, por supuesto, viniendo de Liverpool. Ahora lo que pasa es que mi familia es realmente partidaria de Everton porque mi padre nació en Everton. Así que siempre hemos sido siempre azules. Pero hace años conocí a Kenny Dalglish (una gloria de Liverpool), que primero fue jugador y luego gerente del equipo de Liverpool. Y era un poco fanático y solía llevar al equipo a algunos de nuestros shows. Así que pensé, ‘¿Sabes qué? ¡Voy a apoyar al equipo de Liverpool también!’ Sé que es un sacrilegio realmente porque no se supone que apoyes a los dos, como Chelsea y Tottenham. Pero como ambos son equipos del Liverpool y yo tengo lealtad hacia ambos, entonces mis equipos de fútbol serían el Everton y el Liverpool … ¡o el Ever-pool!».

El concierto que Paul realizó en Anfield, el estadio de Liverpool, en junio de 2008 para la celebración de su ciudad como capital europea de la cultura, decantó la predilección de Macca por los dos equipos.

 

 

Algunos lazos de Paul con el fútbol:
Existen otros antecedentes que ligan a McCartney con el fútbol. El primero de ellos tiene origen en 1967, cuando Los Beatles finalizaron las grabaciones del disco ‘Sergeant Pepper’s Lonely Hearts Club Band’. Según cuenta la leyenda, Paul le envió una copia al ex futbolista de Liverpool, Albert Stubbins, con un recado: “Bien hecho Albert, por todos esos años gloriosos de fútbol”. Sin embargo, el propio McCartney, hace unos años, recordó que Lennon fue quien propuso la idea de sumar la imagen de Stubbins a la portada de ‘Sgt. Pepper’. McCartney había propuesto a Dixie Dean, pero quedó en la nada. “En realidad (John y yo) no teníamos mucha idea sobre los dos” dijo Paul.

Una referencia más se basa en el amplísimo archivo de fotografías de Los Beatles. En una foto de 1968 se puede ver a cada uno de ellos con una capa multicolor; la de Paul contenía un pin gigante que rezaba: ‘LIVERPOOL FC’.

En 1977, Linda contó que Paul escuchó por radio la final de la FA Cup entre Liverpool y Manchester United, mientras estaban de vacaciones en el Caribe y con los preparativos del álbum ‘London Town’. Aquel match no se trató solamente de un equipo de su ciudad, fue un encuentro que también acaparó la atención de aquellos que no simpatizaban por ninguno de los dos; el choque dos clubes populares de Europa. Es que cuando hablamos de Liverpool – Manchester, el mundo futbolístico posa sus ojos. Como sucede en un River-Boca o en un Barcelona-Real Madrid.

Sin embargo, no fue la última vez que Paul se interesó por una final de un partido de fútbol. En 1986 dijo presente en la partida desenlace entre Liverpool – Everton, correspondiente a la FA Cup. Esa vez se impusieron los ‘Reds’ por 3 a 1. Por Liverpool jugó el escocés Kenny Dalglish, uno de sus futbolistas predilectos. Cuando Wings interpretó ‘Coming Up’ en Glasgow (el single se convirtió en número uno), el público gritó muy fuerte: ‘¡Paul McCartney!’, a lo que Paul contestó: ‘¡Kenny Dalglish!’. Otro detalle tuvo lugar en uno de sus conciertos en Buenos Aires de 2010 cuando posó con una camiseta argentina y dijo: «¡Soy el Diego!», en clara alusión a Maradona, o cuando en Montevideo, el 15 de abril de 2014, se dirigió a los espectadores con un «¡Suárez!»‘, en referencia al actual delantero uruguayo de Barcelona con pasado en Liverpool quien le realizó una entrevista previamente.

La ‘redonda’ tuvo su aparición en la realización del video clip de ‘Pipes Of Peace’ de 1983. Como recreación de la Primera Guerra Mundial, soldados alemanes e ingleses juegan un ‘picadito’ como un símbolo a olvidar las rencillas, los cañonazos y las muertes.

Si bien no se lo ve a Paul jugando al fútbol, esa cuestión sí sucedió en uno de los videos de ‘Mary Had A Little Lamb’. Allí se puede observar a los Wings correteando con una pelota, evidenciando la poca técnica de cada uno. Vestido de blanco, al estilo Real Madrid, Paul intenta proteger el balón, mientras es secundado por Denny Laine, Henry McCulloch y Denny Seiwell. En pocas palabras: potrero puro.

Aquel espíritu solidario y comprensivo de ‘Pipes Of Peace’, de alguna manera, se hizo material en dos ocasiones. La primera fue en mayo de 1985 en el incendio del estadio del Bradford. Por culpa del siniestro murieron 56 personas. McCartney integró el coro que cantó ‘You’ll never walk alone’ (escrita por Rodgers y Hammerstein, uno de los himnos de la hinchada del Liverpool FC) y que llegó al puesto número uno del chart británico. Lo recaudado fue destinado a los familiares de las víctimas.

La segunda ocurrió un 15 de abril de 1989 cuando se produjo ‘La Tragedia de Hillsborough’, episodio donde murieron 96 personas debido a una avalancha. La misma transcurrió mientras se jugaba el match entre Liverpool y Nottingham Forest, por la semi final de la FA Cup. Paul McCartney participó en el single ‘Ferry Cross the Mersey’, junto a The Christians, Holly Johnson, Gerry Mariden y Stock Aitken Waterman. Como con ‘You’ll never walk alone’, el sencillo fue número uno en el Reino Unido y el dinero fue destinado a los que sufrieron aquella tragedia.

 

1 Comentario

  1. Claro que Paul tiene afinidad (no necesariamente fanatismo) hacia el fútbol. Recuerdo posts suyos en redes sociales durante los partidos de la selección inglesa en el pasado Mundial, en donde publicaba fotos de preparativos en la casa para disfrutar de dichos encuentros con la familia…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here