Paul McCartney ya publicó las tres versiones de “Come On To Me” en formato videoclip con tres distintos personajes que buscan captar la atención del público a su manera.

Primero fue “Little Freddie”, un guardia de seguridad aburrido en su puesto de trabajo. “La energía de Freddie es contagiosa y no puedes pasar más de unos pocos minutos en su compañía sin caer en su vibrante, feliz y su caracter lleno de vida. Trabaja por las noches como guardia de seguridad en una tienda departamental de lujo para pagar su matrícula universitaria. Está de acuerdo en que es un trabajo bastante monótono como hacer las rondas y revisar las puertas, pero la soledad le da mucho tiempo para estudiar, ya que sabe que al final valdrá la pena”, lo describió el sitio de Macca.

 

Luego apareció Ali, un vendedor de comida en un puesto callejero y rodante. “Ali, un estadounidense de primera generación, es un “niño de mamá”, según confiesó, pero de una buena manera. La señora y el señor Almohri llegaron a los EEUU como inmigrantes de Siria para construir una nueva vida y criar a sus tres hijos (nuestro héroe es el hijo del medio). Lamentablemente, Ali es el único hermano soltero, así que se ofrece como voluntario para realizar el turno nocturno en el camión de comida de la familia. Pero a las 2 de la madrugada, cuando el mundo comienza a desacelerarse, a Ali le encanta subir su boom-box y bailar. Afortunadamente para nosotros, el director de video, TG Herrington, estuvo presente para filmar sus movimientos. Ali es trabajador, alegre… y un romántico desesperado. Su enamoramiento de larga data es hacia una mujer joven que frecuenta el camión de comida a menudo. Con una sonrisa, él espera que le diga que está buscando algo más que una conversación informal. ¿Por qué eso? El objetivo de Ali en la vida es encontrar una esposa…”, aparece en su descripción.

 

 

Por úlitmo, aparece Elsa Morales, una madre trabajadora con tres hijos. “Tiene dos trabajos para mantener a su familia. Pasa sus días como costurera y por las noches limpiando oficinas corporativas en un edificio alto. Ella baña a sus hijos con amor y todo lo que hace en la vida es para su familia. Elsa es el epítome de la positividad e irradia buena energía. Las luces fluorescentes y las oficinas ejecutivas vacías proporcionan el escenario para su fiesta de baile mientras trabaja”, expresa el texto sobre Elsa en la página de Paul.

 

El desafío de “Come On To Me” ya está en marcha ¿Cuál es tu favorito? Vos también podes ser parte de esta competencia porque podes subir tu video de “Come On To Me” en Twitter o Instagram con el hashtag #COTMChallenge.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here