La noche del 10 de noviembre de 2010 asistimos al regreso de Paul McCartney a la Argentina después de 17 años de larga espera. Aquel concierto en River Plate significó el reencuentro con nuestro artista favorito quien, por supuesto, ya no era el mismo. Distintos episodios marcaron su vida, en lo personal y musical, pero ahí estaba, con la magia intacta, con su maestría absoluta sobre el escenario.
Las conjeturas fueron múltiples antes del concierto. La comparación con su primera visita en diciembre de 1993 se impuso de forma inevitable ¿Qué McCartney veremos? ¿Cómo lo encuentra el paso del tiempo? ¿Qué tan buena es su nueva banda? ¿Nos sorprenderá? Paul respondió cada pregunta con efectividad y el último interrogante, estuvo demás, con una perla cosecha Wings denominada ‘Letting Go’.
La apertura fue todo un shock: ‘Venus And Mars’ enlazado con ‘Rock Show’. Para los fanáticos de Wings resultó un golpe directo al corazón que se acentuó con ‘Jet’. Después del sacudón beatle encarnado en ‘All My Loving’ apareció ‘Letting Go’. A diferencia de la gira ‘The New World Tour’, para el ‘Up And Coming’ ya teníamos información sobre la lista de temas. ‘Letting Go’ suponía una rareza, sin mayor peso en la historia rica de McCartney, pero con el atractivo de escucharla en vivo por primera vez en vivo.
Después haber escuchado el álbum ‘Venus And Mars’ en reiteradas ocasiones no reparé en ‘Letting Go’; no me enganchaba. Esa noche, me conquistó. Descubrí otro potencial y acepté que no desentonaba bajo ningún punto de vista en el show. Es más, resultó uno de los números que más celebré con un solo de guitarra soberbio de Brian Ray. Quizás la versión original peca de la explosión y la faz reveladora de los conciertos. Este punto se puede verificar también en el álbum ‘Wings Over America’, pero claro, en 2010 lo comprobé de manera fehaciente, in situ, en River.
McCartney la dejó reposar años después, en giras posteriores. La contratación de los Hot City Horns propició su regreso a lo grande, en el Grand Station de Nueva York para la promoción de ‘Egypt Station’. Ahí lo confirmamos: la canción justa para la sección de vientos. Y otra vez en suelo argentino, ‘Letting Go’, superó mis expectativas. La noche maravillosa del 23 de marzo de 2019 en el Campo Argentino de Polo, el tema de Wings se convirtió en uno de los más festejados. De hecho, Paul repitió la coda ante el pedido futbolero de la multitud. El coro fue unánime (a la altura de ‘Hey Jude’) y a Macca no le quedó otra que repetir la parte final, muy a su gusto. No era una obra beatle, no, no. Para nuestro regocijo era uno de Wings. Un triunfo de Paul & Linda, sin lugar a dudas.
La gesta de ‘Letting Go’ comenzó mucho antes del viaje de Paul McCartney y Wings a New Orleans para las grabaciones de ‘Venus And Mars’. En su casa, en el periodo comprendido entre 1972 y 1973, Macca grabó una serie de demos con el piano y ‘Letting Go’ surgió en la inspiración casera. Tiempo después, McCartney la rescató de ese estado y la puso sobre la mesa para que Linda, Denny LaineJimmy McCulloch y Joe English hiciesen de ella una nueva canción original.
Paul y el resto de Wings dedicaron muchas horas para ‘Letting Go’ mediante un arreglo interesante para los instrumentos de viento. Un dato curioso: el tema tuvo a dos bateristas para dos versiones diferentes. La primera grabación ocurrió en noviembre de 1974, en Abbey Road, cuando Geoff Britton aún estaba en Wings y fue la toma elegida para el álbum a la que se le agregaron el set de vientos en el Sea-Saint Studio de New Orleans. En tanto, la versión ‘Single Edit’, con la apertura de un órgano, contiene el toque de English, más corta en su duración y producida por Alan Parsons para el 20 de agosto de 1975.
Según el libro de Peter Ames Carlin, ‘Letting Go’ es otra dedicatoria a Linda McCartney donde Paul encarna a un hombre totalmente perdido por una mujer, consciente de la relación. “Hay una delgada línea entre amor y obsesión”, remarca el autor de la biografía de Macca quien entendió que Paul reparó sobre el hecho de darle más espacio a Linda para continuar con sus propios intereses, especialmente desde que su esposa dejó la actividad fotográfica para unirse a Wings. Ese contraste en la historia se plasma en la música porque ‘Letting Go’ comienza en La mayor, pero luego cambia su tonalidad hacia un Do menor, mucho más dramático e intrincado que la tonalidad anterior, más cercana al rock. Ambos incluyen un riff blusero que irrumpe luego del segundo estribillo.
“Me parece que es un buen tema. Es una linda melodía y los chicos la cantan todo el tiempo. Es mi track favorito”, dijo Paul sobre ‘Letting Go’ según el libro ‘The Dream Is Over-Off The Record’ de Badman. Los críticos, en su mayoría, tuvieron buenas reseñas, pero otros no la consideraron como un número importante para que fuese un single. El mercado estadounidense y británico les dieron la razón.
McCartney estuvo confiado a la hora de lanzar a ‘Letting Go’, pero las cosas no resultaron como esperaba. El sencillo, publicado el 5 de septiembre de 1975 en Reino Unido, solo alcanzó el puesto 41. En los Estados Unidos fue editada el 29 de septiembre y llegó al puesto 39.
Sin embargo, este dato estadístico no echa por tierra nuestro gusto por ‘Letting Go’ en gran medida por aquel magistral concierto en la cancha de River y por el inolvidable momento en el Campo Argentino de Polo. De hecho, hasta John Lennon vio algo en ella. Ningún libro, programa de radio o televisión (a excepción de Calico Skies Radio) reparó que el comienzo de ‘I’m Losing You’, incluido en el álbum ‘Double Fantasy’ de 1980, es muy parecido al de ‘Letting Go’. Los acordes son los mismos y la atmósfera remiten a la canción de Paul. Tal vez fue un homenaje, un guiño de John a Paul, de esos que nos hacen pensar cuán maravillado estaba Lennon por la música de McCartney. En nuestro juego, imaginamos la cara de Paul al escuchar ‘I’m Losing You’; quizás se le habrá dibujado una sonrisa.
La simpatía de Paul por ‘Letting Go’ jugó a favor para que la incluyese en la gira de Wings de 1975 y 1976 con la reaparición en 2010 para el ‘Up And Coming Tour’. Afortunadamente, ‘Letting Go’ relució su vigencia en el ‘Freshen Up Tour’ y aun puede escucharse el tarareo de los argentinos en el barrio de Palermo.

FICHA:
Intérprete: Wings
Compositores: Paul & Linda McCartney
Track N° 6 del disco ‘Venus And Mars’ de Wings.Paul McCartney: Voz, bajo, guitarra eléctrica, piano eléctrico.
Linda McCartney: Voces, órgano.
Denny Laine: Voces.
Geoff Britton: Batería.
Jimmy McCulloch: Guitarra eléctrica.
Clyde Kerr, John Longo: Trompeta
Michael Pierce, Alvin Thomas: Saxo alto
Carl Blouin: Saxo barítono.Productor: Paul McCartney
Ingeniero de sonido: Geoff Emerick
Arreglo de cuerdas: Tony Dorsey

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here